tendencia

La preocupación por el cuidado del medioambiente llega al sector Salud

Salud Sin Daño es una campaña internacional impulsada por 
organizaciones y establecimientos de salud en más de 50 países, 
que buscar transformar el sector salud para que reduzca su impacto
 ambiental y promueva entornos salubables para todos.


Esta organización trabaja en América Latina a través de una 
Coordinación Regional con Sede en Buenos Aires. En nuestra 
ciudad el principal desafío es lograr que los recursos destinados 
al cuidado de la salud no sean derrochados en el empleo de 
tecnologías y prácticas que generen nuevos problemas sanitarios.

Entre uno de los ejes en los que trabajan se encuentra la eliminación 
progresiva del uso de materiales tóxicos en todas las áreas del cuidado 
de la salud.


Dentro de este eje de acción se incluye la preocupación por los 
productos químicos (plaguicidas, limpiadores, desinfectantes y 
fragancias químicas)  que las instituciones de salud utiizan para 
la limpieza y desinfección y que contribuyen a una mala calidad 
del aire interior y están asociados a una gran cantidad de problemas 
de salud.


Nos contactamos con Verónica Odriozola, Miembro del Equipo de 
Coordinación de Salud Sin Daño, y nos comentó que el Programa 
de concientización sobre los riesgos en la utilización de productos 
químicos en el ámbito hospitalario está en marcha desde el 2010 
y que se encuentran en una etapa inicial en la  cual el principal 
objetivo es concientizar al personal sobre dichos riesgos.



¿Cómo logran la concientización?



"Lo primero que hacemos es capacitar al personal de salud para que tenga 
información. 
Con el apoyo del Ministerio de Salud y el Gobierno de la Ciudad dictamos 
ya dos cursos enfocados a promover el pasaje hacia la utilización de 
sustancias menos tóxicas.


Asimismo, ya hay dos hospitales que comenzaron a investigar sobre el tema
y a realizar un inventario de todos los productos químicos que utilizan para poder 
luego analizar qué posibilidades hay de comenzar a reemplazar. Por otro lado, estamos
desarrollando un proyecto que tiene como objetivo trabajar sobre el tema en dos 
hospitales a nivel nacional, analizando e implementando prácticas vinculadas a buscar 
alternativas menos tóxicas.

De esta forma, podremos planificar también sobre cómo hacerlo y analizar al mismo 
tiempo la viabilidad  de las alternativas que pensamos."



Si bien todavía es muy bajo el conocimiento a nivel masivo sobre los riesgos que 
conlleva la utilización de los químicos para la salud de todos y para el cuidado del 
medioambiente, es importante destacar que muchas instituciones de salud están 
comenzando a tomar conciencia de la problemática: "algunos hospitales 
están descubriendo que tienen un margen para reducir el uso de sustancias químicas, 
manteniendo los niveles de protección necesario. Eso ya es un avance".



Para finalizar, Verónica hace hincapié también en recuperar prácticas de limpieza 
anteriores al auge de los químicos "En muchos casos los métodos químicos vinieron a 
reemplazar los métodos mecánicos de limpieza".


"Recuperar prácticas mecánicas en reemplazo de los químicos puede ser también un camino para que 
tengamos una limpieza ecológica en cada una de nuestras casas".



Fuentes consultadas

www.saludsindanio.org

Notas anteriores

Novedad eco: una bici hecha de cartón

A mediados de agosto trascendió que un emprendedor israelí, Izhar Gafni, logró construir una bicicleta de cartón sumamente resistente, que espera revolucione el mercado de transporte ecológico.
Leer +

El cuidado por la ecología llegó al mundo fashion

Diseñadores y marcas proponen prendas que no afecten el medio ambiente. En Argentina, lentamente avanza esta tendencia. "Tener una prenda ecológica va a ser un lujo", aseguran.
Leer +

VER TODAS >